¿Es posible saber si mi empleado está enfermo de verdad? Ha cogido una baja laboral y creo que finge la enfermedad.

 

Enfermarse es algo a lo que todos estamos expuestos, sin embargo sabemos que hay enfermedades o etapas de las mismas con las que aún podemos ir a nuestro sitio de trabajo; la cuestión es ¿cómo saber cuándo una persona finge estar enferma? Fingir enfermedad es algo que suelen hacer algunas personas cuando quieren faltar a sus obligaciones, sin embargo el hacerlo una vez quizás no sea tan grave, el problema inicia cuando esto se toma como costumbre.

MI EMPLEADO FINGE O REALMENTE ESTA ENFERMO

Para comenzar, cuando la sospecha de que un empleado finge estar enfermo para tomar una baja laboral es de suponerse que, o ya lo ha hecho antes o finge muy mal, el caso es que si la sospecha está ahí lo más prudente es comenzar algunas indagaciones para descartar o comprobar que estamos en presencia de bajas laborales fraudulentas, lo cual de confirmarse, puede hacerle acreedor de correctivos.

Si el empleado ha tomado esto como una costumbre, lo más lógico es que se le abra una investigación para determinar si la enfermedad es real o no, para

¿Es posible saber si mi empleado está enfermo de verdad? Ha cogido una baja laboral y creo que finge la enfermedad.
¿Es posible saber si mi empleado está enfermo de verdad? Ha cogido una baja laboral y creo que finge la enfermedad.

ello lo más correcto sería buscar la ayuda de los Detectives laborales en Madrid pues, en los tiempos actuales el absentismo parece estar apoderándose de muchas personas en España, afectando no solo a las empresas sino al país en general.

Las Investigaciones laborales en Madrid llevadas a cabo por personal calificado nos revelaran la verdad sobre nuestras sospechas, para ello es recomendable contactar Investigadores privados en Madrid que puedan realizar de manera profesional y objetiva las labores de búsqueda de información, para así reunir evidencias que nos revelen si realmente ha estado fingiendo.

Los Detectives laborales en Madrid, luego de haber recolectado la información médica correspondiente al investigado deberán realizar un trabajo de seguimiento, este es un paso muy delicado de la investigación debido a que si el investigado descubre que está siendo vigilado podrá querer tomar represalias contra la empresa alegando acoso o algún cargo similar; es por esto que los Detectives privados en Madrid saben que en este punto deben proceder con mucha cautela y sigilo.

Descubrir si un empleado realmente está enfermo o solo finge estarlo no debe ser tan difícil cuando el seguimiento se realiza de una manera efectiva, pues en caso de estar fingiendo solo lo hará en presencia de sus jefes, supervisores y compañeros de trabajo con los cuales no tiene la confianza necesaria para revelar su estratagema, sin embargo, como se menciona al principio, las Investigaciones laborales en Madrid solo deben comenzar si las bajas son introducidas con regularidad, pues no es común que una persona enferme por tanto tiempo, a menos que padezca de algo realmente serio.

Actualmente las Investigaciones laborales en Madrid dirigidas a comprobar la veracidad de una enfermedad son muy comunes, por lo que no es de extrañarse que las personas que incurren en dichas actividades fraudulentas tengan amplios conocimientos acerca de las legislaciones sobre los derechos del trabajador, cosa que es bastante irónica porque usan esos derechos para defender acciones ilegitimas.

Los Detectives laborales en Madrid son personas a las que el empresario que siente sospechas puede confiarle las investigaciones necesarias para desmentir al mentiroso y tomar las acciones correspondientes, las cuales pueden ir desde un correctivo hasta el despido, si el caso es muy grave, pues se descubre que finge su enfermedad para trabajar en otra empresa podrían tomarse acciones legales encaminadas recuperar el dinero que se le ha estado pagando durante el tiempo en que no estuvo en su trabajo.

Un empleado realmente enfermo no tendrá problemas en presentar pruebas que avalen su padecimiento, aunque no esté obligado a hacerlo, sin embargo seria la opción más lógica si siente que hay desconfianza por parte de sus superiores acerca de su enfermedad y de la necesidad de tomar una baja temporal.